viernes, 25 de abril de 2008

La importancia de una secretaria


En ocasión de celebrarse el día de las secretarias, es oportuna una reflexión de una profesión que da lugar a muchas ideas erradas. Lo primero es que hay quienes tienden a ver a las secretarias como personal de "a menos", gente que está para tomar un teléfono y cumplir oportunamente con todos los antojos que se le ocurran a su superior.

Una secretaria es más de ahí. Es la persona que mantiene el orden y la cordura en ambientes que pueden tornarse difíciles según la época y el cúmulo de trabajo. La persona que recibe todos los golpes cuando no está el jefe y que tiene que dar la cara en todo momento.

Las secretarias no son meras receptoras de llamadas ni oficinistas con la habilidad de redactar cartas, memorandos y otros documentos característicos de una oficina. Son personas preparadas, con visión del trabajo y que pudieran incluso dar un aporte valioso que va más allá de la percepción tradicionalista.

Cuando una secretaria falta, se siente el vacío, el jefe y el resto del personal no funcionan tan bien como siempre. Hoy es el mejor día para reflexionar sobre el rol tan valioso que cumple una secretaria y en esa misma medida darle un trato más justo.
Publicar un comentario en la entrada