Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

Al Himno hay que prestarle atención

Alegándose comodidad y que es demasiado largo, el Himno Nacional usualmente se corta a menos de la mitad, enseñándose así, imparcial, en escuelas y colegios. El resultado, obviamente, es que la mayoría de los dominicanos no conoce su Himno en su totalidad, limitándose a repetir de memoria las cuatro primeras estrofas, que son quizás las menos significativas. ¿Por qué digo esto? Por una razón muy sencilla: las primeras cuatro estrofas, esas que la mayoría de la gente se sabe de memoria porque le obligaron a embotellarse su contenido en sus días de estudiantes, se limitan a resaltar el orgullo que debemos sentir los dominicanos por nuestra libertad e independencia, de la cual mañana se conmemoran 170 años. La parte más significativa en cuanto al mensaje que encierra el Himno empieza justamente en la quinta estrofa: Que si dolo y ardid la expusieron
De un intruso señor al desdén,
¡Las Carreras! ¡Beller!... campos fueron
Que cubiertos de gloria se ven. De especial importancia son los voc…

¿A quién le creo?

Dicen que desde que se inventaron las excusas nadie queda mal, y esto es una realidad de estos tiempos. Ante cualquier situación de aprieto tan solo basta con elaborar una mentira convincente, de esas donde las piezas encajan perfectamente. Puede que dos o tres queden con sus dudas, pero la mayoría optará por creerse el cuento y seguir su camino.
La reflexión viene a propósito de un supuesto movimiento religioso llamado "Tomando Nuestro Territorio", que en estos días ha ganado presencia en medios de comunicación y redes sociales. 
De este movimiento, conocido también como TNT, llaman la atención varios elementos, empezando por el hecho de que los manifestantes son haitianos y el nombre puede dar pie a interpretaciones variadas en el contexto actual. Después de todo, hay una presión real sobre República Dominicana para que otorgue la nacionalidad a haitianos que residen ilegalmente en el país y hay varias ONGs que han insistido a nivel local e internacional que esos haitianos…

¿Son empleados o son esclavos?

Semanas laborales de 48 horas. Derecho a obligar a la fuerza laboral a trabajar hasta las 10 de la noche y en fines de semana sin necesidad de pagar horas extras. Anulación de los beneficios en caso de muerte. Limitación de la cesantía a cuatro salarios cotizables que en total ascienden a poco más de 34 mil pesos. No remunerar la hora de almuerzo. Esto y más propone el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) a propósito de la venidera reforma del Código de Trabajo.

¿Es justo esto? Depende de quien lo diga. Obviamente la clase empresarial estaría feliz de que los complazcan en sus peticiones, porque así aumentan su margen de ganancias y reducen los costos asociados a contratación y tenencia de personal. Asimismo, en vez de contratar dos turnos en empresas donde haya esa necesidad, se mata la jornada con una sola tanda extendida a costa de empleados que vivirán explotados y que por un asunto de sobrevivencia se resistirán lo más que puedan al pataleo. Después de todo, para el CO…

Cosas absurdas: el caso Francina Hungría

Los que leen este blog saben que una de mis etiquetas favoritas es "cosas absurdas", y en esta ocasión se presta para el título. De todas las cosas sobre las que he escrito aquí, la más absurda sin duda alguna es la decisión del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional que deja en libertad a cuatro de los cinco implicados en el atentado que costó la vista a la ingeniera Francina Hungría en noviembre de 2012. Cualquiera que lea noticias y se mantenga al día sabe que esta decisión ha sido ampliamente rechazada por gente de cada profesión y estrato social. También conocen la triste historia de Francina, un caso que se resume en una sola línea: el lugar equivocado a la hora equivocada. Un día cualquiera Francina sale a la calle, con el mismo derecho que nos asiste a todos, y de repente, sin estarlo esperando, queda ciega. Un problema de por vida. No podrá jamás llevar una vida normal, valerse enteramente por sí misma ni ser tan productiva como lo fuera si tuviera todas …

¿Son importantes los nombres de productos en el contexto cultural? No en RD

Expertos en marketing y posicionamiento de la talla de Jack Trout, quien junto a Al Ries escribió "Las 22 leyes inmutables del Marketing", recomiendan siempre estudiar los países donde se venderán productos o se instalarán franquicias extranjeras para asegurar su éxito en esos mercados. 
El buen desempeño de una franquicia va más allá de la fama que le precede, sobre todo cuando el país donde se instala tiene grandes diferencias culturales con respecto al país de origen. Puede ser que haya que introducir algunos cambios a nivel operativo y de logística para obtener resultados óptimos, y puede ser que haya que hacer otro tipo de cambios a nivel de nombre e imagen para satisfacer las particularidades y poder arrancar con buen pie. Con los productos pasa algo parecido.
Sobre el tema de los nombres, hay par de ejemplos que sirven de caso de estudio. Se habla  siempre del caso de Chevy Nova y el supuesto fracaso en ventas atribuido a la pronunciación errónea ("no va") …