Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Nadie quiere inmigrantes en su país

En todas partes hay una lucha constante contra la inmigración ilegal, sobre todo cuando la misma trae consigo más miseria y un aumento en los índices de criminalidad. 
Ahora que se acerca el 2014, la gran preocupación de la Unión Europea es que literalmente desaparecerán las fronteras y con ello ya no habrá excusa para deportar a los miles de gitanos rumanos y búlgaros que desde hace tres años deambulan por las calles de París, Berlín y Londres, donde, vaya sorpresa, no los quieren. 
De Francia, Alemania y Reino Unido viven sacando a esos inmigrantes, acusados siempre se dedicarse a la ratería, al robo de metales y, en general, a ensuciar. Esos gitanos son indistintamente descritos como personas sin costumbres, iletradas y sin ningún interés real de progresar. 
Ciertamente es penoso ver gente pasando trabajo. Pero la cosa no es tan simple. No es solo el hecho de que esa gente "esté pasando trabajo". Hay que preguntarse cómo se llegó hasta ahí en primer lugar, y la respuesta…

Por si quedaba alguna duda...

Hay gente que de verdad cree que Haití es una víctima de República Dominicana, sin duda influenciada por toda la cháchara que se ve en medios impresos, radio y televisión, sin contar con las redes sociales y demás. Para esa gente, que no analiza la situación más a fondo y que se queda en la superficie, ya sea por comodidad o por convicción, una muestra visual de la clase de circo que es todo esto.
Ambos videos muestran el momento en que un grupo de extranjeras, ninguna de ellas haitianas, con la ayuda de dominicanas que se sabe trabajan para organismos ligados a la causa haitiana, interrumpieron al Presidente de la República cuando se disponía a hablar en la inauguración de la XII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. 
Sin comentarios. Llegue cada cual a sus conclusiones. 

Estigma de que RD maltrata haitianos ya cansa

Honestamente. Este jueguito de que República Dominicana maltrata y discrimina haitianos, aparte de ser muy viejo, ya cansa. Ahora que el Tribunal Constitucional ha tomado una decisión, la cosa está que arde.

Basta ya de romanticismo. No vivimos en un mundo ideal, sin trabas ni barreras. Todos los países tienen sus reglas para lidiar con inmigrantes ilegales. Todos los países deportan. Todos tienen leyes que definen el tratamiento que se la da a la gente que está de paso. Todos los países tienen su propia constitución.

¿Cómo es que República Dominicana lleva años siendo acusada de racismo y maltrato hacia los haitianos cuando las calles de todos los pueblos están llenas de ellos, la mayoría de manera ilegal? ¿Cómo es que hay dominicanos que ayudan a  clavarle el cuchillo cada vez más hondo al país por ese concepto?

En la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), donde varias veces se ha denunciado al país, hay un caso actualmente en proceso. Los videos que se han visto debería…

La importancia de dar la cara

En este mundo complicado, todos trabajamos contra el reloj, presionados por tiempo y resultados. Asimismo, todos, sin excepción, dependemos de alguien más para obtener esos resultados. Lidiar con gente es una experiencia frustrante y extenuante, y esto es algo que se extrema cuando necesitamos obtener un resultado rápido. La mayoría de la gente vive explotada: en su trabajo, puede ser que le exijan mucho y le paguen poco. En su vida personal, lo más probable es que tenga que lidiar con varias situaciones a la vez: matrimonio, hijos, padres, enfermedades, etcétera. Para completar, es también una posibilidad que además de su trabajo primario haga otras cosas para poder llevar una vida medianamente cómoda. Sí. La vida es complicada para casi todo el mundo, y eso incide en el tipo de respuesta que se obtiene de la gente. Por cosas como estas es que la mayoría de la gente falla en entregar cosas a tiempo. Asimismo, por eso se retrasan proyectos, se cancelan planes, se descuidan trabajos…

Cuando las cosas se exageran

Exagerar es fácil. Tan solo basta con ver una situación cualquiera con pasión desbordada para que la exageración tome efecto y termine arropando todo. En estos días hemos visto dos extremos de exageración: el ahora famoso video de Francesca ("ánimo, ánimo, ánimo") y el tema de nunca acabar, Haití. Ambos casos no guardan relación entre sí, siendo su único vínculo que involucra a los dominicanos de una forma u otra. Veamos. Francesca, una niña de 13 años de ascendencia domínico-italiana que al parecer no vive en el país, hizo un video con la ayuda de su padre, el cual fue subido a YouTube. En el mismo se ve a una joven un tanto tímida cantando y bailando una bachata que aparenta ser de su autoría. El video toma lugar en una playa, aunque a veces solo hay un fondo blanco. Por su parte, Franchesca está vestida con ropas multicolores, repitiendo "ánimo, ánimo, ánimo" de manera a veces poco entusiasta.
¿Qué tiene de especial este video? NADA. Francamente, se ven cosas…

La gente "rara"

"Esa persona es rara". Este comentario, poco atractivo, usualmente se usa para describir a una persona que se mantiene en su puesto, sin meterse con otros ni participar en chismes. Puede que la persona en cuestión sea naturalmente tímida o que simplemente no le importe lo que pase en la vida de los demás. Siendo el caso que la mayoría de la gente tiene una tendencia natural hacia el chisme, quizás como parte de su necesidad innata de socializar, este tipo de gente efectivamente luce "rara" en los ambientes que damos por normales. Sin embargo, vale preguntarse, ¿qué tiene de normal compartir espacio con un montón de gente que vive atacándose mutuamente, metiéndose en cosas que no son de su incumbencia y emitiendo juicios mayoritariamente prejuiciados? Esto que nos han vendido como "normal", si lo analizamos bien, es algo sumamente incorrecto y hasta anormal. Se  supone que la gente debe ayudarse mutuamente para progresar en conjunto y disfrutar luego de e…