Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2016

No se pueden dar segundas oportunidades

¿Quieres perder tu tiempo? ¿Arrepentirte toda la vida? Dale una segunda oportunidad a una persona con la que has tenido algún conflicto. Al principio todo será de paños y manteles, pero será cuestión de tiempo antes de que resurjan los problemas.
Algunas cosas es mejor cortarlas de raíz porque en esas segundas oportunidades suele ocurrir que al final el conflicto es mayor y termina en una reyerta de todo el tamaño. ¿A que se debe esto? A que los viejos hábitos son duros de matar.

Es muy difícil que una persona realmente cambie su comportamiento. El celoso se queda celoso. El abusador se queda abusador. El cobarde se queda cobarde. Si una amistad es irresponsable y la aceptamos así, no esperemos que milagrosamente cambiará un día. Aplica a ese caso y a cualquier otro.
Algo que la gente a veces no entiende es que el otro tiene derecho a tener su vida privada y no es obligado compartir todos sus detalles. Esto aplica especialmente a personas que en algún momento estuvieron muy apegadas …

El dilema de una mente difusa

No hay nada peor que ponerse a pensar sobre uno mismo. Es una pérdida de tiempo enorme, un ejercicio inútil que termina de mala manera, con el individuo apesadumbrado y harto de sí mismo cuando se da cuenta de que por más qt trata sigue teniendo las mismas mañas de siempre.


En alguna ocasión el creador de Mafalda planteó en un diálogo la posibilidad de no gustarse uno mismo al analizarse. Parece extremo, pero millones de personas en el mundo viven así toda su vida, odiándose ellos mismos e incapaces de mirar más allá de sus creencias, que usualmente están groseramente distorsionadas.
Las razones por las que semejante aberración ocurre son variadas. Desde bullying en la escuela hasta poca comprensión en el hogar, todo influye en lo que bien podría considerarse un comportamiento poco natural pero que a diario se ve, y con una frecuencia cada vez mayor.
En un mundo con tanto estrés y violencia, quizás sea lo mejor no pensar más de la cuenta en cuestiones que a la larga no tendrán ningún…